NUESTROS CARNAVALES. LOS TAFARRONES Bandas de guerreros

NUESTROS CARNAVALES. LOS TAFARRONES

Bandas de guerreros

Los Carnavales, que en Pendilla se llamaban tafarrones, no son una fiesta baladí.

           Los tafarrones, vestidos con pieles de animales y harapos, enmascarados y en el anonimato, visitaban las casas del pueblo pidiendo “limosna” el día de Carnaval, ataviados con grandes cencerros, que hacían sonar constantemente, tiznaban con ceniza a las vecinas y les daban un par de “zurriagazos” a los vecinos…..más, si no se recibía una corra de chorizo, un poco de pan o unos huevos para compartir después en una comida, o cena, en la que las viandas se ponían en común.

            Perdidos hoy, como en el resto de la zona, no ha sucedido así en otros lugares cercanos y no tan cercanos a nosotros. Subsisten los zamarrones de Quirós (zancudos o aguilanderos), La Felguera, Mieres, Lena y Pajares (todos ellos en Asturias); En Valdeón y Oseja de Sajambre (León) o en Tierras de Campoo y Liebana (Cantabria); Los guirrios de Beleño y Ponga (Asturias) y los de Velillla de la Reina y Llamas de la Ribera (León); Los sidros de Siero, (Bimenes, Langreo, Valdesoto, Laviana y San Martín del Rey Aurelio); Los bardancos de Caso y los zarrapones o zarapastros de Aller y Turón; ……(nota 1)

            Costumbres invernales y carnavalescas estas, con muchas variantes, que en opinión de los especialistas aúnan antiguos ritos celtas precristianos de origen indoeuropeo, algunos modelos de fiestas romanas, rituales de inversión medievales,……

            En resumidas cuentas, que lo que para nosotros hoy es tan solo un motivo de festejo y diversión fue cosa seria en el pasado. Los tafarrones correspondían a ritos y ceremonias antiguas y ancestrales, que buscaban propiciar el alimento, la salud, el bien de la comunidad, la defensa de la misma, la madurez de sus miembros y en definitiva el paso de un año viejo y cansado a otro nuevo y más próspero. En suma,….propiciar la continuidad del ciclo de la vida!

 00129856.jpg. Tafarrones.Rodiezmo

Tafarrones. 1968-69. Rodiezmo. La Tercia. León. (http//www.pueblos-espana.org/castilla+y+leon/rodiezmo/tafarrones)

     Estas antiguas ceremonias, para nosotros hoy ya incomprendidas, en las que se mezclaban ritos de fertilidad, con ritos iniciáticos de bandas de guerreros, estaban relacionadas con el venerado y antiguo rey de los animales del bosque: el oso (posteriormente destronado por el león).

        El oso, temido y respetado en innumerables zonas europeas, al despertar de su hibernación anunciaba la llegada de la primavera, renacía a la vida, y con él, la preocupación de las antiguas comunidades de campesinos y ganaderos, por qué el nuevo año fuera abundante y beneficioso en cosechas y ganados. No hace tanto, después de todo, que estas eran también las preocupaciones de muchos pueblos de montaña, entre ellos Pendilla.

 thCA4HJXBJla vijanera-oso

 Oso. La Vijanera. Silió. Cantabria.

(http://es.wikipedia.org/wiki/La_Vijanera)

         Pero el oso, no solo era símbolo del paso del año viejo al nuevo, sino que también formaba parte de los denominados ritos de iniciación de las bandas de guerreros. Grupos de jóvenes impúberes (solteros-quintos-tafarrones), que abandonaban la niñez y pasaban a convertirse en adultos, si enfrentados a un oso, tan solo con sus manos y, en ocasiones, con una lanza, conseguían salir vivos del trance. Estas agrupaciones son conocidas, en general, como Männerbunde (fratrias de guerreros), muy extendidas por toda Europa y que sobrevivieron, como tales, hasta bien entrado el s. X en el norte europeo.

        Puede decirse pues, que bajo el jolgorio, el follón y la aparente ingenuidad del desenfreno del carnaval y de los tafarrones, se oculta, sin duda, la antigüedad de nuestros orígenes y nuestra historia.

ANEXOS

NOTAS

– Nota 1: Los jurros de Alija del Infantado y los campanones o chocadeiros en La Cabrera (León); Los peliqueiros y cigarrons de Orense (en Vilariño do Conso, Viana do Bolo, Laza y Xinzo de Limia), los volantes (Pobra de Brollón) y los felos de Maceda (ambos en Orense también); En Zamora (Sanzoles, Palazuelo de Tabara, Riofrio de Aliste, Montamarta), los zangarrones o carochos; Zamarraches de Casavieja (Avila); El joaldunak en Iturien y Zubieta (Navarra); La vijanera en Silió (Cantabria); ……

ENLACES

– Asociación Cultural Amigos de La Vijanera. Silió (Molledo, Valle de Polaciones, Cantabria): http://www.lavijanera.com.es/PARENTESCOS.htm

PREGUNTAS

– Cabe preguntarse, el por qué de la existencia de tafarrones / männerbunde en Pendilla??. Y en toda nuestra zona??

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a NUESTROS CARNAVALES. LOS TAFARRONES Bandas de guerreros

  1. Pingback: SAN MARTÍN DE LA TERCIA. El Santo francés, que domó a un oso | El Castellum. Pendilla de Arbas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s