EL RAMO DE LOS QUINTOS. Dónde están aquellos mozos??

Los usos y costumbres se convierten en norma, así mismo ocurre con las tradiciones largamente perpetuadas, que se transforman en historia.

                El antiguo proceder de nuestros antepasados, sus viejas costumbres, esas que han perdurado en el tiempo, durante décadas e incluso siglos, de repente, o quizá no tan de repente, un día han desaparecido. Tal es el caso del Ramo de los Quintos de Pendilla.

            La víspera del Domingo de Ramos, por la noche, a oscuras y a escondidas, los mozos cortaban las ramas de los acebos (hoy intocables), que amanecerían en la ventana de las mozas. Cuanto más grande y más hermoso el ramo, más profundo el cariño hacía la moza o más guapa era considerada. El resto de las andanzas nocturnas, que sin duda las había, quedaba entre y para los mozos, incluido el “secreto” de quien había agasajado a quién!!!

Ramo en balcón

Ramo en la ventana de una moza.  (http://www.mataluenga.com/locallore/casorios/casorios.htm)

            Esta tradición entronca, al igual que otras muchas como “el árbol mayo”, “la cruz de mayo” o la decoración de los “arcos de mayo” (nota: 1), ..…., con los ancestrales cultos al árbol, cuyo sustrato se considera indoeuropeo. Muy lejos de nuestra mentalidad actual, los antiguos pobladores de nuestra tierra, de toda la Península (nota 2) y de Europa, mantenían una estrecha relación con la naturaleza, de la que sabían dependían para su subsistencia.

MONCAYICOS, MALEJAN

El “árbol mayo” en Maleján. Sierra del Moncayo

(http://moncayotierradefronteras.blogspot.com.es/2013/05/malejan-y-plantada-del-mayo.html)

Para poder llegar a entender, la verdadera importancia, que tenía para los antiguos la naturaleza y su estrecha relación con ella, resulta interesante leer un pasaje de la Rama Dorada de J. G. Frazer, en él que dice:

Europa estaba cubierta de inmensas selvas vírgenes, en la que los escasos     claros deberían parecer a modo de islas en un océano de verdor. Hasta           comienzos del siglo I antes de nuestra era, la selva herciniana se extendía hacia el este del Rin a una distancia a la vez vasta y desconocida; los germanos que      fueron interrogados por César dijeron que habían viajado durante dos meses a   través de ella sin alcanzar su final.

La senda del hayedo

Abedules, hayas y acebos en el bosque de Pendilla

(http://lasendadelhayedo.blogspot.com.es/search/label/Pendiel.l.a%20d%C2%B4Arbas)

            Los grandes bosques se extendían a lo largo de enormes e interminables extensiones de terreno y rodeaban los poblados en los que sus habitantes “amedrentados” por la fuerza de la naturaleza trataban de subsistir cultivando escasas tierras y cuidando de su ganado. Deseaban, que la naturaleza les fuera propicia y realizaban ceremonias y ritos encaminados a ello. Celebraban la llegada de la primavera y con ella, el regreso del sol y el buen tiempo con festejos, ofrendas, bailes y ritos de agradecimiento y propiciación, donde los árboles y las flores eran siempre los protagonistas. Una de estas tantas celebraciones había subsistido en Pendilla, hasta bien entrado el s. XX, en la puesta del ramo a las jóvenes, solapada, eso sí, en una festividad cristiana, el Domingo de Ramos. Finalmente, …… se ha perdido.

ANEXOS

NOTAS

– Nota 1: En Pendilla, junto a la tradición del ramo y a la llegada del mes de Mayo, las mozas adornaban un pequeño altar y un arco con flores y guirnaldas en el centro del pueblo, que posteriormente se retiraba una vez recibida la primavera.

– Nota 2: Julio Caro Baroja recoge y analiza un gran número de ejemplos por toda España (Cataluña, Extremadura, Aragón, …), en su obra La estación del amor. Fiestas populares de Mayo a San Juan. Taurus Ediciones. Madrid, 1979

BIBLIOGRAFÍA

– FRAZER. La Rama Dorada. Magia y Religión. Ediciones F. C. E. España. Madrid, 1981

ENLACES

–  Xunta Cultural (Asociación Cultural) Rebelgu: Otra fiesta tradicional relacionada con la llegada de la nueva estación son las conocidas como las Fiestas de la Flor, que aún subsisten en lugares como Pola de Lena (Asturias):

https://es-la.facebook.com/pages/Xunta-Cultural-Rebelgu/111218528958356

PREGUNTAS

– Cabe preguntarse, si aún se mantiene viva esta antigua tradición en alguno de los pueblos de la Tercia y Arbas???. Y si alguien sabe de ella o realmente se ha perdido por completo???

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s