YACIMIENTO ROMANO PICO SAGÜEZO. Vía La Carisa. 2. Guerras contra los astures

 

El topónimo Carisa(nota 1), que recibe la vía en la que se ubica Sagüezo, permite realizar una primera acotación de carácter histórico-cronológico, con respecto a este asentamiento (nota 2).

 Publio Carisio, general romano con él que se relaciona esta vía, ostentó el cargo de legado y propraetor de César Augusto (63 a. C.-14 d. C.) en Lusitania del 26 al 22 a. C.. Hijo de Tito Carisio (magistrado monetal en Roma durante el año 45 a. C.), comandó las fuerzas romanas, que durante las campañas llevadas a cabo en Hispania, protagonizaron, al menos en parte,  las Guerras Cántabras.

            La llegada a la Península Ibérica de los primeros contingentes militares romanos se produce con motivo de la Segunda Guerra Púnica en al año 218 a. C., permaneciendo desde entonces en continua lucha con distintos pueblos íberos, hasta el año 19 a. C., año en él que Octavio Augusto (nota 3) dió por concluida oficialmente la conquista de Hispania.

            La última zona geográfica a la que los ejércitos romanos accedieron fue Cantabria. Y dentro del contexto general de la Guerras Cántabras (nota 4), del 29 al 19 a. C., el historiador Floro (s. I-II) distingue entre “bellum Cantabricum et Asturicum”, la primera dirigida contra las tribus cántabras y la segunda contra las astures:

–          “Astvres per id tempvs ingenti agmine a montibvs niveis descenderant. Durante esta misma época los astures, formando una enorme columna, habían bajado de sus nevadas montañas.

–          Nec tempere svmptvs barbaris videbatur tvm impetvs; sed positis castris apud Asturam flumen … . Su ataque no se lanzó a la ligera, al menos para los barbaros, sino que, después de haber establecido su campamento a orillas del rio Astura …

–          … trifariam diviso agmine tva simvl romanorvm adgredi parant castra. … y dividiendo sus fuerzas en tres partes, decidieron lanzarse al mismo tiempo contra tres campamentos romanos.

–          Fuissetque anceps et crventum et vtinaro mvtva clade certamen cvm tam fortibvs tan svbito, tam cvm consilio venientibvs, nisi brigaecini prodidissent … . Y se hubiera dado una lucha dudosa y cruenta y quizá con muchas muertes en ambos bandos, debido a haberse presentado con tantas fuerzas, y tan repentinamente, si no hubiera sido por la traición de los brigecinos …

–          … a quibvs praemonitvs Carisivs cvm exercitv advenit. Pro victoria fuit opressisse consilia, sic tamen qvuoqve non incruento”. … quienes avisaron a Carisio y éste acudió con su ejército. El desbaratar este plan ya se consideró una victoria, aunque así y todo no fue una batalla sin sangre.

Este extracto del Compendio de Historia Romana de Floro, aporta dos datos, sobradamente conocidos:

–          Que el bellum Asturicum fue efectivamente dirigido por Carisio, al menos en parte, ya que para el año 19 a. C. había sido nombrado ya como nuevo legado Publio Silio Nerva (nota 5);

–          Y, que los astures habitaban en las “nevadas montañas”.

–          Si a ello se añade, que los legionarios romanos construían y habilitaban las vías de circulación y tránsito (próximos post), cobra sentido la existencia de un campamento romano en la vía de La Carisa, en las altas montañas, cronológicamente contemporáneo a las acciones bélicas del general Carisio contra los astures, ubicado en una vía de origen romano, que, como se ve, lleva su nombre.

            Cronológicamente contemporáneo aunque, indudablemente, la cronología exacta del mismo debe darla la futura excavación del yacimiento. Mientras ésta no se produzca se cuenta con otra investigación abierta, que permite una aproximación a la misma. Se trata de la existencia de otros dos asentamientos en la misma zona (Homón de Faro y Monte Curriechus), en parte ya excavados, amén de los resultados de la primera prospección realizada en Sagüezo.

Pendilla de Arbas

 Pendilla de Arbas

ANEXOS

NOTAS

Nota 1: Para ampliar información sobre las vías romanas de montaña ver en Zephyrus, Universidad de Salamanca, LXVII, enero-junio 2011, el artículo de David González Álvarez, titulado Vías romanas de Montaña entre Asturias y León. La integración de la Asturia Transmontana en la red viaria de Hispania.

Nota 2: Ha de aclararse, que el análisis realizado aquí del yacimiento de Sagüezo es tan solo un acercamiento al mismo, ya que su excavación, a día de hoy, está en curso.

Nota 3: Caius Iulius Caesar Augustus, (Roma, 23 de Septiembre del 63 a. C.- Nola, 19 de Agosto del 14 d. C.), primer emperador del Imperio romano, gobernó del 27 a. C. hasta el 14 d. C., año de su muerte, iniciando así la etapa del Principado en Roma. Al final de su reinado Roma había conquistado: el norte de Hispania (actuales España y Portugal), las regiones alpinas de Recia y Nórico (Suiza, Baviera, Austria y Eslovenia), así como Iliria y Panonia (actuales Albania, Croacia, Hungría, Serbia,…). E, igualmente, extendió los límites de la provincia de África al este y al sur y anexó Siria y Galacia (Turquía).

Nota 4: Los acontecimientos generales podrían resumirse así:

–          La fecha de inicio de las Guerras Cántabras propiamente dichas se fija, desde Schulten, en el año 29 a. C., coincidiendo con una revuelta de los vacceos, derrotados por Estatilio Tauro. No obstante, según Orosio, Augusto no abre las puertas del templo de Jano en Roma hasta el año 28 a. C.

–          De las campañas del 28 y 27 a. C, apenas se tienen noticias. Se sabe el nombre de los generales que las dirigen: Cayo Calvisio Sabino y Sexto Apuleyo.

–          La gran campaña del 26 a. C, dirigida por Augusto, es la más famosa.

–          En el 25 a. C. se da el famoso pasaje de Lancia. Presente ya Carisio en la contienda.

–          Una vez fundadas Emerita Augusta (Mérida y Caesar Augusta (Zaragoza), Augusto, de regreso en Roma, en el año 24 a. C, cierra las puertas del templo de Jano. Sin embargo, ese mismo año se produce la primera de las revueltas de astures y cántabros que Carisio hubo de sofocar.

–          En el año 22 a. C. se producen los enfrentamientos en el monte Medulio, sofocados por Publio Carisio asistido por Cayo Furnio.

–          En el 19 a. C. los guerreros astures, en su momento vendidos como esclavos, regresaron a sus tierras, y organizados en rebelión, asediaron a las cansadas legiones romanas. Éstas, al mando de Agripa, ya que Nerva por si solo no había podido sofocar las revueltas, pusieron fin a la resistencia armada, para, finalmente, Cesar Augusto cerrar, por segunda vez en su mandato, las puertas del templo de Jano.

Para ampliar la información, ver Bellum Asturicum. Una hipótesis ajustada a la historiografía romana y al marco arqueológico y geográfico de la comarca de los Valles de Benavente y su entorno, de José Luis Vicente González.

Nota 5: Como se ha apuntado ya en la nota anterior, las guerras contra los astures no finalizaron hasta el año 19 a. C.. A este respecto, y en relación con los últimos acontecimientos de la contienda, reseñar, que algunos autores han hecho coincidir los Montes de Arbas, con los Montes Nervasios de las fuentes y al pueblo de Pendilla, como lingüísticamente derivado del verbo latino “pendere”. Verbo este, en posible relación con el pasaje de Floro, en él que se describe las crucifixiones de Nerva.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s