. … DE LEYENDA . … DE PENDILLA

LA GALLINA Y LOS POLLUELOS DE ORO

            Las leyendas responden a realidades olvidadas o ya no comprendidas, que las hacemos “nuestras”…… a “nuestra” manera. Una de ellas es la leyenda de la gallina y los polluelos de oro.

Extendida por doquier, habla de una gallina, que aparece y desaparece en muchos y distintos lugares acompañada de “siete pitos”, “pitines” o polluelos, a veces más, que nadie ha sido capaz de coger aún. Ni en el Castiellu de la Riera en Colunga (Asturias), ni en Tremor en el Bierzo (León), ni en Guimaran en Carreño (Aragón), ni en la ciudad de Cáceres, …… ni en Rodiezmo (La Tercia, León), ni en Pendilla, donde la historia cuenta, que al parecer, allá en lo alto del Cuerravo, hay una gallina con siete polluelos de oro enterrada bajo la caruela (nota 1), que recibe el primer rayo al despuntar del sol.

DSC05053

Urz. “Caruela”. Pendilla

            Misterio aún sin resolver, como ocurre en As Mariñas (Pontevedra), donde la gallina y sus polluelos son de propiedad de una joven rubia y bella, una “moura” o una “xana” (nota 2) que se vale de ellos para encantar y hacer desaparecer a los que se dejan llevar por un cierto exceso de curiosidad y que investigadores, historiadores y astrónomos relacionan con la Edad del Bronce o quizá del Hierro, ya que la leyenda se ve acompañada por una serie de petroglifos grabados en la piedra y que se considera, en su día, sirvieron para medir el paso, y los tiempos, del astro sol.

As Mariñas

“Cazoletas”, pisadas de Encanto. As Fádegas. As Mariñas (Pontevedra)

http://terraeantiqvae.com/group/petroglifos/forum/topics/un-investigador-del-csic-descubre-que-el-unico-petroglifo-catalog#.U0UqsD9_uE6

            Hay quien relaciona nuestra gallina y sus siete pollitos con la constelación de las Pléyades y sus siete estrellas. Aparece y desaparece ésta en el firmamento con la llegada de la primavera y el inicio del otoño y antigua y tradicionalmente se servían de ella agricultores, ganaderos, pescadores y navegantes para iniciar, o finalizar, algunas de sus labores. Y así marcaban las Pléyades la siembra, la siega, la recolección, la pesca, probablemente la caza e, incluso, la navegación.

La pleyades

Las Pléyades

https://bitacoradegalileo.wordpress.com/2010/02/10/las-pleyades/

            Su localización en el firmamento durante el día, a lo largo del mes de mayo, suponía el inicio del buen tiempo y su desaparición, ya que comienza a verse de noche, en el mes de noviembre, . … el inicio del malo. Con mayo llegaban, también, las lluvias, . … el agua, tan necesaria para hacer prosperar las cosechas, de ahí que la leyenda de la gallina y sus siete polluelos esté también relacionada con los arroyos y las fuentes, con los cursos de agua y vida (nota 3). Podría decirse, que se esperaban las Pléyades “como agua de mayo”, como señal de mucho y duro trabajo, pero también de frutos, provecho y recompensas.

DSC04084

Las Regueras del Cuerravo. Pendilla

            Su salida, al igual que la lluvia, era señal de vida, de buena cosecha y de fortuna. Como afortunado será el que sienta llover con el llegar de las Pléyades y pueda ver la gallina y sus siete polluelos de oro de nuestra leyenda, no lejos de las Regueras del Cuerravo y de Las Siete Fuentes, ….. que ya nos gustaría poder hacer “nuestra”, …. a “nuestra” manera.

DSC04086

Las Síete Fuentes. Pendilla

ANEXO

NOTAS

– Nota 1: Cuando se dice “caruela” se hace referencia a un pequeño arbusto. Curiosamente la phyllodoce caerulea es un arbusto bastante abundante en Pendilla, al igual que la urz, cuyas flores son del mismo color y “estilo”.

– Nota 2: Muy probablemente el origen de la leyenda de la gallina y los polluelos y su relación con las Pléyades, que a continuación se explica, sea más antigua que su relación con los mouros, xanas y tesoros, que parece una contaminación tardía de la propia leyenda, a la que se superpone y, muy seguramenta, completa acompañada de una segunda realidad.

– Nota 3: Cercanas al Pico el Cuerravo se encuentran en Pendilla Las Regueras del Cuerravo y Las Siete Fuentes.

BIBLIOGRAFÍA

– ALONSO ROMERO, F. La gallina y los polluelos de oro. Anuario Brigantino 2002, nº 25.

– FRAZER, J. G. Spirits of de corn and of the wild. Macmillan, 1912.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a . … DE LEYENDA . … DE PENDILLA

  1. Avelino Ardura Crespo dijo:

    esta leyenda, con otra versión similar la escuché yo de un paisano de Caranga de Arriba (Proaza-Asturias) que ya ha fallecido y creo que se llamaba Edelmiro, que juraba y perjuraba que en su infancia, siendo aún muy niño había trabajado en unos arreglos en un caserón de Quirós propiedad de un familia muy pudiente. En el transcurso de los trabajos, en una pared de piedra a reformar apareció una pequeña cámara en donde se encontraron con la gallina y los pollitos, todo en oro macizo. Al estar el presente y siendo un niño le apartaron de aquellas labores y le aconsejaron que no se le ocurriese hacer ningún comentario de lo que había visto. Cuando este señor me lo contó ya era un anciano pero era una persona con plena lucidez y no era amigo de contar cuentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s